lunes, 6 de agosto de 2007

Benefíciate del té verde

Hace unos días, Zuel, nos daba la receta de un buen té moruno.
http://www.sombrasdeldesierto.blogspot.com/ Quiero que veas los múltiples beneficios del té verde.


El té verde contiene compuestos antioxidantes que son muy beneficiosos para luchar frente a determinados tipos de cáncer y en la reducción de los efectos de propio envejecimiento.
Un poco de historia...


El té constituye la segunda bebida más consumida en el mundo, sólo detrás del agua. En China, se lleva utilizado desde hace casi 3.000 años, no sólo por sus propiedades estimulantes, sino porque ayuda a prevenir y mejorar numerosas dolencias. Dentro de la medicina tradicional china, se usa para aliviar los dolores de cabeza, ayudar a eliminar las toxinas y para prolongar la juventud Sin embargo, no fue hasta el siglo XVII, que el té se extendió y se convirtió en una bebida popular en Europa. A pesar de que el té se lleva bebiendo desde hace miles de años, las investigaciones científicas para documentar los potenciales beneficios para la salud de esta antigua bebida, no tuvieron lugar hasta pasadas décadas. De estos estudios se ha comprobado que el té verde contiene altos niveles de unas sustancias llamadas poli fenoles, que poseen propiedades antioxidantes, anticancerígenos e incluso antibióticas. El té verde también puede ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas y del hígado Un grupo, cada vez mayor, de estudios clínicos llevado a cabo tanto en el hombre como en animales de experimentación sugieren que el consumo regular de té verde puede reducir la incidencia de una variedad de cánceres, incluyendo el de colon, páncreas y estómago. El té verde también puede ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas y del hígado. Tanto el té negro, como el té verde proceden de la misma planta. El té verde se elabora con las hojas cocidas al vapor y posteriormente secadas; mientras que el té negro se prepara dejando marchitar las hojas, que después se enrollan, se dejan fermentar y se secan. Pero como el té verde está menos procesado que el té negro, contiene más cantidad de antioxidantes y por ello, es el más potente de los dos.


Valor nutritivo


Entre sus componentes destaca el flúor por lo que son constatables sus beneficios sobre la placa dental. Además de flúor, entre los minerales se encuentran el calcio, el potasio y el magnesio, y entre sus componentes vitamínicos, especialmente vitaminas del grupo B (con un importante papel en el funcionamiento del sistema nervioso) y provitamina A.


Ventajas e inconvenientes de su consumo:


Sus componentes antioxidantes (polifenoles) le atribuyen diversas propiedades saludables a esta planta: - Protege al organismo frente a la acción nociva de las sustancias oxidantes y las radicales libres que debilitan al sistema de defensa natural del cuerpo, y aceleran el proceso de envejecimiento.- Contribuye a regular los niveles de colesterol, ayudando al cuerpo a absorber menos grasa y excretar más.- Evita la formación coágulos en la sangre, ya que inhibe una sustancia liberada por las plaquetas, el tromboxano, que provoca que las plaquetas se unan formando bloques (trombos). - Previene contra la formación de caries, debido a su contenido de fluoruro.- Ejerce un importante efecto diurético en la medida que su ingestión ayuda a la eliminación de líquidos. - Su bajo contenido calórico lo convierten en una buena alternativa a las bebidas gasificadas y azucaradas, especialmente recomendable para quienes se aburren por tenerse que ceñir al consumo de agua. - Contribuye a la hidratación de la piel dado que permite la oxigenación de las células y de los capilares. - Ciertos componentes del té, los taninos, que le confieren el característico sabor amargo, tienen efecto astringente, por lo que su consumo está aconsejado en caso de diarrea.- Como el café, el té es una buena bebida estimulante que contribuye a despejar la mente y a despertar al organismo cuando más le cuesta reaccionar (por la mañana, tras la sobremesa...); aunque si el consumo es desmedido, acaba crispando los nervios.

No obstante, no todo son ventajas. El té contiene una sustancia que impide el aprovechamiento orgánico de la vitamina B1. Por ello, los grandes bebedores de té pueden llegar a padecer deficiencia de esta importante vitamina para el sistema nervioso.Por otra parte, el té verde tiene el inconveniente de dificultar la absorción de hierro presente en los alimentos, por lo que su consumo no estaría indicado en caso de estar atravesando un proceso anémico.

3 comentarios:

Carlos Guzman dijo...

a mi me gusta el té bastante, pero no sé... voy a hacer un post sobre las bondades de la cerveza a ver qué tal... jajajaja

saludos!

Lydia dijo...

Me encanta el té, bien sea frío o caliente, hace muchos años que aprendí a hacerlo, como cuenta Zuel en su entrada. Cada té tienes sus beneficios, aparte del verde, por ejemplo, las vitaminas que contiene un vaso de té blanco corresponde al zumo de 10 naranjas, increíble.

Pero vamos, aunque me gusta el té, Carlos, avísame cuando pongas el post de los beneficios de la cerveza, mi marido y yo tenemos que justificar tanta afición por la rubia de alguna manera.
JAJAJAJA

Un saludo y besos a todos.

la Blasa dijo...

¿Alguien me puede decir algún té con propiedades para el intestino grueso?