jueves, 30 de agosto de 2007


I Concurso "Sombras del Desierto"
de Fotonovela Oriental.


Zuel, nos invita a participar en un concurso, que él mismo organiza. Con la excusa, de comenzar el curso con buen pie y alegría. ¿A qué esperas? Participa, ya!!


http://sombrasdeldesierto.blogspot.com/2007/08/concurso-de-culebrn-oriental.html


miércoles, 29 de agosto de 2007

Fifi Abdo

Por fallos técnicos el vídeo anterior no se puede visualizar. En compensación te pongo otro.
Lydia, va por ti.

lunes, 27 de agosto de 2007

El gran Zoco Jan al Jalili

Los trajes de danza oriental seducen más a las extranjeras que a las árabes

La milenaria danza del vientre seduce cada vez más a los extranjeros que a los egipcios, y no hay más que ver cómo los trajes de lentejuelas con el nombre de la cantante "Shakira" están destronando a los que llevan nombres de artistas locales.
HEBA HELMY/EFE
De hecho, son las occidentales las que adquieren los trajes de baile para sus cursos de danza oriental tan en boga, mientras que las árabes los compran para mostrarlas a sus maridos en la intimidad de su alcoba.

En medio del famoso zoco cairota de Jan al Jalili, el vendedor Mohamed Fawzi asegura que los saudíes, pese a vestir a sus hijas y esposas con las "abayas", esas túnicas negras de la cabeza a los pies, aprecian que en algunas ocasiones -como en la noche de bodas- la novia se convierta, merced al traje de bailarina oriental, en una "bomba de lujuria".

Estas mujeres del golfo Pérsico también se visten de odaliscas para la "noche de la Henna", una particular "despedida de soltera" en la que la mujer se atreve a enseñar sus encantos a auditorios exclusivamente femeninos.

Por esa razón, el mercader Ahmed, de la tienda "Abdul Fatah Selim", cree que los clientes europeos son más "profesionales", porque se compran los trajes para lo que se hicieron: para que una mujer baile y se contonee ante los hombres.

Y Ahmed tiene clientes que se llevan los trajes a docenas, y luego los revenden -asegura- en las pujantes academias de baile oriental en Europa.
Sea cual sea el motivo de la compra, siempre habrá un traje lleno de flecos y pedrerías falsas, con colores brillantes, de generoso escote y dejando al aire la cintura femenina, la que se debe mover en esta danza milenaria.

En este país que un día se llamó el "Hollywood de Oriente Medio" los tiempos son cada vez más puritanos, y sin embargo siguen vendiéndose con gran éxito los famosos trajes orientales.
Ni siquiera la creciente popularidad de ritmos latinos, como la salsa y el tango, hacen peligrar la tradicional danza del vientre, según dicen orgullosos los comerciantes.

Y es que son los occidentales los que cada vez más caen seducidos por el contoneo de caderas y el bamboleo de ombligos que con tanto sudor aprenden las aplicadas europeas en sus clases de siete a nueve.

"Además de una moda llegada a Occidente por los movimientos de cadera de Shakira, la danza oriental se ha convertido en la manera preferida para muchas mujeres de hacer ejercicio, lo que ha llevado a la apertura de numerosas escuelas de ese tipo de danza fuera de Egipto", opina Ahmed.

Mientras cuenta sus opiniones sobre el futuro de la "danza oriental", Ahmed, que lleva más de 50 años en este negocio, preparaba un pedido de cientos de pañuelos con flecos y lentejuelas.
En el vecindario, otras tiendas exponen los eróticos trajes junto a todos sus complementos: los tamborcillos, las castañuelas de metal y las fustas brillantes que usan las bailarinas mientras danzan.

Hay trajes de todos los gustos y calidades, desde quince hasta cien dólares, y casi todos están hechos a mano en pequeños talleres de la zona, desde los que llegan al zoco del Jalili ya "bautizados" con los nombres de las más famosas bailarinas como Dina, Fifi Abdu y Lucy.

También éstas últimas compraron sus sensuales uniformes de danza en el zoco, como lo hacen las nuevas estrellas, pero éstas nunca se dejan ver en el laberíntico mercado, sino que envían a sus asistentes a encargar un traje que cada nueva temporada pueda deslumbrar a sus competidoras.

Las famosas estrellas del baile "sharqi" o "baladi", como se le llama en Egipto, pueden llegar a cobrar hasta 6.000 dólares por animar una velada, pero pocas llegan a ese estatus, y hay una mayoría anónima que debe resignarse a mover sus cinturas en rústicas bodas de barrios populares o bares de mala reputación.

Famosas bailarinas, aficionadas europeas o recatadas árabes, todas encontrarán un traje a la medida de sus encantos en este mágico zoco de Jan al Jalili.

La Opinión

lunes, 20 de agosto de 2007

Menuda pareja







Los próximos días estaré en la playa, así que te dejo estos vídeos del buen rollo. Nuestra querida Dina y Saad El Soghayar, con este hombre no te puedes deprimir, es puro nervio y simpatía. Que lo disfrutes, y hasta la vuelta.




sábado, 18 de agosto de 2007

Tarkan

¿Quién no bailó alguna vez al ritmo del beso turco? Esta canción es un clásico en casi todas las clases de danza oriental. Aunque no hay que olvidar, que esta canción es turca y no árabe.
Si quieres, puedes contar como fue la primera vez que la bailaste.

viernes, 17 de agosto de 2007

Dandasch



Que bien se lo pasa esta gente. Yo también quiero orquesta con bailarina.

martes, 14 de agosto de 2007

Todo un hogar en pleno cementerio



Un millón de personas se acomodan en los camposantos ante la escasez de vivienda en Egipto
"No hay motivo para tener miedo de los muertos", sonríe Fathiya. Ella, su marido y sus seis hijos viven en el panteón de la familia Zaruq, un notable de la época otomana cuyos descendientes siguen siendo enterrados bajo las losas sobre las que tiende la colada y corretean los pequeños. El mausoleo, cuyo pórtico testimonia un pasado mejor, se halla en la calle Al Hasan al Malakia de Qarafa, el conjunto de cementerios de El Cairo conocido como Ciudad de los Muertos. La escasez de pisos asequibles confina a 15 millones de egipcios a vivir en infraviviendas, algunas tan insólitas como barcas de pesca en el Nilo, chamizos levantados sobre las azoteas o panteones en los cementerios.
Pero el lugar en el que vive Fathiya se parece poco a un camposanto occidental. Las construcciones funerarias dan fe de la tradición egipcia de sepultar a los muertos en habitaciones que permitieran a sus familiares pasar con ellos el duelo de cuarenta días. "Llevamos 27 años viviendo aquí", cuenta mientras franquea el paso hacia el soleado patio bajo el que se hallan las tumbas. Tras el zaguán se perciben dos pequeñas habitaciones y una cocina. No tiene agua corriente ni electricidad, pero no se queja. Sin duda le hubiera gustado tener una casa más convencional."Imposible al precio que están los alquileres", se resigna. Además, está acostumbrada al cementerio. Ha vivido aquí toda su vida ya que su padre, Ali Mustafa, trabaja de enterrador desde que hace 60 años emigrara a la capital huyendo de la miseria de Sohag, en el Alto Egipto.
A sus 81 años, Ali Mustafa no sólo sigue activo sino que es la memoria histórica del lugar. Conoce a cada una de las grandes familias que tienen a sus muertos enterrados en este sector de la necrópolis. Así que cuando supo que Fathiya se iba a casar, no le costó mucho convencer a los Zaruq para que les confiaran a ella y su marido el cuidado del mausoleo a cambio de poder vivir en él. Otros pagan unas libras a los guardianes del cementerio para que les dejen alojarse en su recinto. No es anecdótico. El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU ha mostrado su preocupación por el fenómeno: entre medio millón y un millón de egipcios residen entre los muertos, según estadísticas extraoficiales. La prensa local eleva esa cifra a dos millones.
Unos 50.000 viven en tumbas propiamente dichas. El resto se apretuja en infraviviendas construidas sobre antiguos sepulcros. Algunos han tirado cables del poste eléctrico más cercano o desviado conducciones de agua. Incluso han surgido pequeños talleres y tiendas que cubren las necesidades de sus habitantes. Los taxis aparcados frente a algunas de estas casas apuntan al progreso socioeconómico de sus ocupantes. La necrópolis se ha convertido en metrópolis.
Y el Estado ha reconocido sus necesidades: En la calle Al Hasan al Malakia hay una mezquita y una escuela primaria. Pero sólo a medias. En algunas esquinas el olor recuerda no hay servicio de alcantarillado ni de recogida de basuras porque la ocupación de Qarafa sigue siendo ilegal.
Aún así, muchos de sus habitantes no están dispuestos a marcharse a cualquier lado. Cuando en febrero de 2001 el gobernador de El Cairo lanzó la idea de trasladar 110.000 tumbas del cementerio de Bab el Náser, uno de los cinco que conforman la necrópolis, encontró una gran oposición. "Los apartamentos que ofrece el Ministerio de la Vivienda en la Ciudad Quince de Mayo no tienen ni agua ni electricidad, y hay que pagar 1.500 libras (unos 260 euros)", se quejaba entonces Omar, un padre de familia con cuatro hijos y sin trabajo regular. "Incluso si encontrara un empleo fijo no ganaría más de 150 libras al mes; aquí le doy 18 al guardián y estamos seguros. Vivir con los muertos es la única solución", concluía.

El País

lunes, 13 de agosto de 2007

viernes, 10 de agosto de 2007

Autentica fusión árabe flamenco

Ya que en los comentarios de el post anterior a salido el nombre de Mónica Tello, os pongo este vídeo . Aquí podréis ver un extracto de lo que seria un taller con Mónica. Os recomiendo ir a un taller con ella, ojalá lo repita en Sevilla. Yo estuve cuando vino a Sevilla, y me encanto como explica cada movimiento, como sentirlo, que eso es importante. En fin... que merece la pena conocerla, no solo por sus conocimientos que son muchos, también me parece una gran persona. Es muy difícil encontrar a un profesor/a con esas dos cualidades, buen profesional, y buena persona.

miércoles, 8 de agosto de 2007

lunes, 6 de agosto de 2007

Benefíciate del té verde

Hace unos días, Zuel, nos daba la receta de un buen té moruno.
http://www.sombrasdeldesierto.blogspot.com/ Quiero que veas los múltiples beneficios del té verde.


El té verde contiene compuestos antioxidantes que son muy beneficiosos para luchar frente a determinados tipos de cáncer y en la reducción de los efectos de propio envejecimiento.
Un poco de historia...


El té constituye la segunda bebida más consumida en el mundo, sólo detrás del agua. En China, se lleva utilizado desde hace casi 3.000 años, no sólo por sus propiedades estimulantes, sino porque ayuda a prevenir y mejorar numerosas dolencias. Dentro de la medicina tradicional china, se usa para aliviar los dolores de cabeza, ayudar a eliminar las toxinas y para prolongar la juventud Sin embargo, no fue hasta el siglo XVII, que el té se extendió y se convirtió en una bebida popular en Europa. A pesar de que el té se lleva bebiendo desde hace miles de años, las investigaciones científicas para documentar los potenciales beneficios para la salud de esta antigua bebida, no tuvieron lugar hasta pasadas décadas. De estos estudios se ha comprobado que el té verde contiene altos niveles de unas sustancias llamadas poli fenoles, que poseen propiedades antioxidantes, anticancerígenos e incluso antibióticas. El té verde también puede ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas y del hígado Un grupo, cada vez mayor, de estudios clínicos llevado a cabo tanto en el hombre como en animales de experimentación sugieren que el consumo regular de té verde puede reducir la incidencia de una variedad de cánceres, incluyendo el de colon, páncreas y estómago. El té verde también puede ayudar a prevenir las enfermedades cardíacas y del hígado. Tanto el té negro, como el té verde proceden de la misma planta. El té verde se elabora con las hojas cocidas al vapor y posteriormente secadas; mientras que el té negro se prepara dejando marchitar las hojas, que después se enrollan, se dejan fermentar y se secan. Pero como el té verde está menos procesado que el té negro, contiene más cantidad de antioxidantes y por ello, es el más potente de los dos.


Valor nutritivo


Entre sus componentes destaca el flúor por lo que son constatables sus beneficios sobre la placa dental. Además de flúor, entre los minerales se encuentran el calcio, el potasio y el magnesio, y entre sus componentes vitamínicos, especialmente vitaminas del grupo B (con un importante papel en el funcionamiento del sistema nervioso) y provitamina A.


Ventajas e inconvenientes de su consumo:


Sus componentes antioxidantes (polifenoles) le atribuyen diversas propiedades saludables a esta planta: - Protege al organismo frente a la acción nociva de las sustancias oxidantes y las radicales libres que debilitan al sistema de defensa natural del cuerpo, y aceleran el proceso de envejecimiento.- Contribuye a regular los niveles de colesterol, ayudando al cuerpo a absorber menos grasa y excretar más.- Evita la formación coágulos en la sangre, ya que inhibe una sustancia liberada por las plaquetas, el tromboxano, que provoca que las plaquetas se unan formando bloques (trombos). - Previene contra la formación de caries, debido a su contenido de fluoruro.- Ejerce un importante efecto diurético en la medida que su ingestión ayuda a la eliminación de líquidos. - Su bajo contenido calórico lo convierten en una buena alternativa a las bebidas gasificadas y azucaradas, especialmente recomendable para quienes se aburren por tenerse que ceñir al consumo de agua. - Contribuye a la hidratación de la piel dado que permite la oxigenación de las células y de los capilares. - Ciertos componentes del té, los taninos, que le confieren el característico sabor amargo, tienen efecto astringente, por lo que su consumo está aconsejado en caso de diarrea.- Como el café, el té es una buena bebida estimulante que contribuye a despejar la mente y a despertar al organismo cuando más le cuesta reaccionar (por la mañana, tras la sobremesa...); aunque si el consumo es desmedido, acaba crispando los nervios.

No obstante, no todo son ventajas. El té contiene una sustancia que impide el aprovechamiento orgánico de la vitamina B1. Por ello, los grandes bebedores de té pueden llegar a padecer deficiencia de esta importante vitamina para el sistema nervioso.Por otra parte, el té verde tiene el inconveniente de dificultar la absorción de hierro presente en los alimentos, por lo que su consumo no estaría indicado en caso de estar atravesando un proceso anémico.

viernes, 3 de agosto de 2007

Nancy cuéntame un cuento



Este vídeo te lo dedico a ti. Ya sé que eres mayor, pero tienes alma de niño. Sigue soñando, haz realidad todos tus sueños. Pide un deseo, quizás... La Hada Nancy te lo conceda.

jueves, 2 de agosto de 2007

Cuestión de pelotas

Todos buscamos poder relajarnos y descansar. Para lograrlo no hay nada como un masaje. Os proponemos uno que se puede realizar sin depender de otra persona y todo gracias a una pequeña pelota.

Al intentar un automasaje se presentan algunos problemas: el primero es que habrá ciertas zonas del cuerpo que uno mismo no puede alcanzar; otro factor es qué cuando efectuamos el masaje la atención se divide para concentrarnos en la actividad de las manos. Al recibirlo debemos procurar dejarnos llevar por las sensaciones que nos produce.

La utilización de una pequeña pelota resulta ideal para evitar todos estos contratiempos. Su diámetro aproximado debe ser de entre seis y siete centímetros, de forma que pueda colocarse en las zonas que vamos a describir sin hacer daño sobre los huesos que las rodean. Hace tiempo, para estos masajes, se utilizaban pelotas de tenis muy usadas. Ahora hay en el mercado unas de goma más adecuadas, de distinta dureza, así cada uno puede elegir la más adecuada para su cuerpo.

Distintas formas de masaje

Existen distintos tipos de masaje utilizando una pelota, y hay técnicas que permiten el abordaje de todo el cuerpo. Podemos utilizarla en cualquier momento y lugar, ya que su reducido tamaño la hace fácil de transportar. Por otro lado, nos da autonomía, ya que no necesitaremos a nadie para que nos ayude a conseguir reducir nuestros dolores y tensiones. Conviene comenzar con pelotas blandas y, en caso de necesitarlo, ir poco a poco aumentando la dureza, dependiendo de la presión que queremos ejercer sobre el músculo; a más dureza, más presión. Para las personas que tengan su espalda poco trabajada o con musculatura suave es mejor utilizar las más blandas, y lo contrario para deportistas o aquellos que mantienen un trabajo corporal continuo y un tono muscular alto.

Para todas las ocasiones

El masaje se produce por la acción del peso del cuerpo sobre la pelota. Es importante realizar respiraciones profundas durante el mismo. También conviene quedarse en la postura indicada durante unos cinco minutos, luego retirar la pelotita suavemente y observar cómo se siente la zona trabajada, si ha disminuido la tensión. Cada vez que terminamos con uno de los puntos, comparamos el lado trabajado con el que todavía sigue tenso, para comprobar el beneficio que hemos logrado. Otro aspecto positivo del automasaje es que puede utilizarse si nos sentimos cansados, pues ayuda a reanimar el cuerpo, sentir comodidad y más energía.

- Si eres propensa a los calambres, puedes utilizar estas pelotas para masajear la planta de tus pies. Para empezar, colócate de pie, con los pies en paralelo, cierra los ojos y siente los puntos sobre los que se apoyan en el suelo.

- Observa si hay zonas que apoyan más que otras. Después, coloca una pelota de goma en el suelo y apoya el pie izquierdo sobre ella. Muévelo de forma que la pelota masajee toda la planta. Mantén más tiempo la presión en los puntos en los sientas dolor. Masajea durante tres minutos cada pie.

TRES EJERCICIOS IMPRESCINDIBLES

• Trapecio: el punto de más tensión

Primero masajearemos esta zona. Buscaremos el punto medio entre el comienzo de la nuca y el ángulo de la paletilla del lado izquierdo. Una vez localizado el punto, colocamos la pelota y nos acostamos sobre el suelo con las piernas dobladas y las plantas de los pies sobre el suelo. Dejamos que la pelota quede entre el músculo y el suelo. Antes de trabajar el otro lado, compara la diferencia entre el masajeado y el que todavía está tenso.

• Liberar los omóplatos

Colocamos la pelota más abajo, entre la columna y la paletilla. Procedemos igual que en el ejercicio anterior, acostándonos sobre la pelota y dejándola actuar mientras respiramos profundamente. Debemos colocar nuestro elemento con cuidado, la presión nunca debe ejercerse sobre la columna, ya que es una zona muy delicada.

• Relajar la nuca

Para quitar la tensión de esta zona podemos utilizar dos pelotitas y masajear ambos lados a la vez. Para ello, colocamos las dos pelotas juntas en los arcos de la nuca. La cabeza debe quedarse en equilibrio, el cuello estirado y el mentón acercándose al pecho. Después de cinco minutos retiramos las pelotas. Este masaje es aconsejable en caso de jaqueca.

Florencia Verde Street
Autor: REUTERS