jueves, 28 de febrero de 2008

Acoso a la danza del vientre


He encontrado este antiguo recorte de periódico, aunque es un articulo del año 2002 las cosas no han cambiado mucho en Egipto desgraciadamente para la gente que siente gran amor, pasión, admiración etc. por la danza oriental. Pero así es Egipto, un país en el que se admira la danza y a la vez se desprecia a las bailarinas, son consideradas prostitutas. Por eso hay muchas chicas que son prostitutas en Egipto y su forma de ejercer la prostitución es bailando. Copio y pego el articulo.

Movilización integrista contra el proyecto de asociación de bailarinas egipcias

Su milenaria especialidad artística tiene componentes eróticos y místicos y tanto el erotismo como la mística son criaturas del diablo para el integrismo musulmán que ha terminado por impregnar la vida en el valle del Nilo. Así que cuando Fifi Abdu ha propuesto crear la primera asociación profesional de bailarinas del vientre de Egipto la respuesta mayoritaria ha sido escandalizada. 'Eso sería como legalizar la prostitución', han gritado desde el fondo de las tripas los asilvestrados predicadores islamistas de los barrios populares de El Cairo.

Fifi Abdu es una leyenda viviente en Egipto y el mundo árabe. Está considerada la mejor bailarina del vientre del valle del Nilo, por encima de sus excelentes compatriotas Dina y Lucy, y actúa en los hoteles de cinco estrellas de las cadenas occidentales de El Cairo, cobra unos 5.000 euros por cada espectáculo de tres cuartos de hora y gana medio millón de euros al año. Los merece, porque cuando se entrega al arte de Salomé, esa danza de los siete velos con que el personaje bíblico subyugó al tirano Herodes y consiguió en bandeja de plata la cabeza de san Juan Bautista, Fifi Abdu logra hasta arrancar lágrimas de los espectadores. En las últimas décadas, sólo Tahia Carioca, Samia Gamal, Nagua Fuad y Suhair Kaki alcanzaron tal maestría.

Pero Fifi Abdu tiene que circular por la capital egipcia protegida por guardaespaldas. Los islamistas, que en esta ciudad apuñalaron al premio Nobel Naguib Mahfuz, se la tienen jurada. Y ni su persona ni su arte entusiasman tampoco a los ulemas conservadores de Al Azhar, el centro del islam oficial egipcio. Dentro de pocas semanas, cuando comience el Ramadán, los ulemas volverán a discutir sobre si es halal (permitido) o haram (prohibido) el que los pobres de El Cairo se sacien en el comedor gratuito callejero que Fifi Abdu ofrece todas las noches, en la hora de ruptura del ayuno. En cuanto al Gobierno de Mubarak, ya ha tenido numerosos pleitos con la bailarina, que, en los últimos años, fue procesada una vez por abofetear a un cantante que la parodiaba, otra por hacerle lo mismo a un policía que le puso una multa por exceso de velocidad y otra por actuar 'casi desnuda' en un hotel.

El arte de Salomé, que sus profesionales prefieren llamar raqs el sharqui -danza oriental, en árabe-, nació en tiempos inmemoriales en las riberas de los ríos de India y se extendió hasta los templos babilonios, fenicios y faraónicos de la antigüedad. Era la danza sagrada de las mujeres, el símbolo de la fecundidad y la maternidad, un homenaje a la diosa madre que, con los nombres de Istar, Astarté o Cibeles, adoraban los pueblos orientales. Era, y es, un arte que pone de relieve las capacidades plásticas de la feminidad, que reconcilia a la mujer con todo su cuerpo, empezando por la pelvis y continuando por el vientre, los senos y los tobillos.

Ahora, cuando millares de chicas y mujeres practican la danza del vientre en Occidente, el integrismo le aprieta las tuercas en su propia cuna. Sus especialistas son consideradas prostitutas por exhibirse ligeras de ropa y moviendo su cuerpo cual serpientes. El acoso es muy intenso, aunque no nuevo. Ya en otros momentos históricos dirigentes ebrios de puritanismo quisieron enterrarla para siempre. Hacia 1835 el pachá Mohamed Alí la prohibió en El Cairo; en 1955, el rais Nasser ordenó que sus profesionales se cubrieran el ombligo, y en 1986 los soldados egipcios amotinados quemaron los cabarés de la avenida de las Pirámides donde se practicaba.

Hoy la danza del vientre está prohibida en la televisión pública egipcia y la policía efectúa razias frecuentes en los locales turísticos de El Cairo para comprobar que las bailarinas se cubren el ombligo, aunque sea con material transparente, y que sus faldas llegan hasta debajo de las rodillas. Así que cada vez hay menos locales que ofrezcan este espectáculo y sus profesionales son cada vez menos egipcias y cada vez más chicas procedentes del Lejano Oriente, América Latina y la ex Unión Soviética. Con todo eso, Fifi Abdu calcula que todavía hay 5.000 egipcias consagradas al arte de Salomé y quiere reunirlas en un organismo profesional.
Publicado en "El país" el 17/10/2002Javier Valenzuela, Madrid

4 comentarios:

Monica Tello dijo...

Gracias!!!!!!!!!

Hassell dijo...

Sarah! muchas gracias a ti tambien por tu comentario! espero verte nuevamente por alli!
esta muy bueno este post, hice uno que tambien toca el tema de la connotacion sexual de la danza del vientre en su origen ¡te invito a que lo leas!, y me parece muy bien que difundas este tipo de informacion que da a conocer hechos que malentienden y malinterpretan nuestra querida danza.
un abrazo para ti, tu blog es muy bueno!!!

cristina dijo...

Hay que dar las gracias y apoyo a lan Gran bailarina Amira Sahara, que esta luchando para que no consideren la danza como una prostitucion,y no criticarla por que sale en portada en interviu,por esa regla de 3 tambien avia que criticar a Sara Baras,que sale en la misma portada que Amira,por favor que estamos en un siglo XXI,

Fatima dijo...

Cristina llevas mucha razón sobre Amira Sahara,yo soy Marroqui antes cuando era pequeña,mi padre no me dejaba jugar con chicos,y a hora,que soy mayor de edad,es mi hermano el que me persigue a ver con quien salgo,no tengo libertad.
Amira Sahara con sus mensajes en los periodicos, y televisiones, esta habriendo las puertas para aquellas personas que estamos un poco indecisas.
Amira Sahara, no es una bailarina que la gusta ser famosa, es al contrario siempre que habla es para defender,a la mijer arabe,eso una Europea, o en el mundo Latino, no lo puede entender,por que la mujer es libre,el valor que tiene Amira Hay que echar mucho valor en el mundo arabe.